• Ejercicio y COVID

     



    EJERCICIO Y COVID



    Autor: Dr. Ramses Quinto Cervantes. Esp. en Medicina del Deporte.         

    Mtro. en Educación y Docencia


    Actualmente estamos cursando una de las pandemias infecciosas más complicadas de la humanidad, por todo lo que representa desde el sentido humano, económico, etc. En México al día de hoy, tenemos aproximadamente 2.2 millones de casos confirmados desde el inicio de la pandemia en Marzo de 2020, según datos de la Secretaría de Salud y desafortunadamente aproximadamente 200,000 defunciones secundarias a esta enfermedad.


    Después de 1 año, todavía no se tiene un tratamiento en específico que pueda curar el proceso infeccioso, a nivel mundial se encuentra la aplicación de la vacuna, para disminuir el número de casos activos y contagios, en nuestro país ya se empieza a aplicar, aunque de  forma no regular, ni con las cantidades necesarias para toda la población, es por eso que se deben buscar otras estrategias que ayuden a prevenir la complicaciones de la infección por este Virus Sars Cov 2; aunque no debemos de suspender todas las medidas comprobadas hasta el día de hoy, que evitan la propagación del virus; como utilizar cubre bocas y la sana distancia.


    Una de las estrategias que se han encontrado alrededor del mundo en múltiples investigaciones, es que la población que realiza ejercicio de forma habitual tiene una protección en caso de ser contagiado y requiera ser hospitalizado; es decir que de los pacientes que se hospitalizan; uno de los factores que más se ha demostrado que puede predecir que no se complique y pueda ser dado de alta; es el ejercicio que realice habitualmente, sin importar edad o enfermedades agregadas. Este dato es arriesgado citar, pero existe una explicación científica que me gustaría compartir de manera breve.







    Fig 1. Evolución del paciente que cursa con COVID y requiere hospitalización.



    En la imagen podemos observar la Historia Natural del Paciente que cursa con la enfermedad Covid19, como se observa la infección genera un aumento de sustancias inflamatorias, que generan en el organismo diferentes fallas en órganos vitales, como: corazón, riñón, hígado, entre otros. Esta situación, genera que los pacientes hospitalizados por COVID19 tengan un mal pronóstico y desafortunadamente pueden perder la vida. Pero como observamos en los pacientes que realizan ejercicio previamente a la infección, en su organismo tienen sustancias anti inflamatorias, lo que trae como consecuencia que el daño en diferentes órganos, no sea tan intenso; lo que genera que la evolución del paciente sea satisfactoria y pueda egresar del hospital.


    Esto se debe a muchos factores, me gustaría comentar algunos beneficios del ejercicio;  como son:

    • Aumento de la inmunovigilancia del sistema de defensa.
    • Disminución de la respuesta inflamatoria del tejido pulmonar
    • Disminución de la probabilidad de complicaciones por infección
    • Reducción del riesgo de generar trombos durante la infección



    Estos beneficios repercuten en el pronóstico del paciente hospitalizado por la enfermedad de COVID19, es por eso que debemos continuar con las recomendaciones para evitar contagios; pero debemos continuar o iniciar con el ejercicio para evitar complicarnos al contraer esta enfermedad.





    dr.quinto@amde.network

    TW: @AMdEjercicio

    FB. AMdEjercicio



    Figura, tomada de; da Silveira MP, da Silva Fagundes KK, Bizuti MR, Starck É, Rossi RC, de Resende E Silva DT. Physical exercise as a tool to help the immune system against COVID-19: an integrative review of the current literature. Clin Exp Med. 2021 Feb;21(1):15-28. doi: 10.1007/s10238-020-00650-3. Epub 2020 Jul 29. PMID: 32728975; PMCID: PMC7387807.

  • 0 comentarios:

    Post a Comment